“Una novela negra diferente y luminosa, en la que el crimen acaba convirtiéndose en una excusa para retratar la Barcelona actual”

No cerramos en agosto
(Libros del Asteroide)

Un caso de tintes clásicos para Jordi Viassolo, un detective tímido, inexperto y con contrato de becario que intenta aprovechar su primera oportunidad laboral en la Barcelona postcrisis. La mujer de un alto ejecutivo ha desaparecido dejando una sospechosa carta de despedida y él recibe el encargo de encontrarla. Pero este acabará siendo el menor de sus problemas.

Saber más

Agenda

Consulta las próximas fechas de presentación de mi primera novela ‘No cerramos en agosto’.

Crónicas

Aquí puedes leer reflexiones, ideas, opiniones y otros artículos que he ido publicando.

Sobre mí

Soy un periodista todoterreno. Trabajo en El Periódico de Catalunya desde hace más de 15 años.

Dicen de 'No cerramos en agosto':

Tiene mucho a favor esta historia que, como bien dicen desde la editorial, es novela negra “luminosa”: la investigación está bien llevada, el tono amable sienta bien y es muy hábil a la hora de recorrer el mundo de los detectives, y sus miserias, a través de la mirada desencantada de un joven precario.

Juan Carlos GalindoEl País

El lenguaje cercano y fresco permite al autor usar la novela negra como excusa para diseccionar la realidad social de la Barcelona actual, una de las grandes características de este género en los escritores europeos.

Germán GonzálezEl Mundo

El refrescante debut de este periodista barcelonés es todo un maridaje entre la herencia de Carvalho, a la vez homenaje a su creador, Manuel Vázquez Montalbán, y la Barcelona actual, poblada de turistas y jóvenes obligados a la precariedad laboral y al paro como únicas salidas. Dosis perfectas de humor e ironía acompañan a su protagonista, un joven que entra de becario de verano en una agencia de detectives.

Anna AbellaEl Periódico de Catalunya

Es una novela negra a la que no le falta su intriga, pero también es un alegato en contra de la situación económica creada por los contratos basura y la especulación inmobiliaria. Es la Barcelona actual, muy distinta de la postolímpica.

Rosa MartíEsquire

El debut de un periodista que conoce la ciudad y la interpreta. Así es que las andanzas de este encantador y veraz personaje hablan de una Barcelona de hoy con todas sus caras. [...] Este paisaje, y la astuta trama, conforman una estimulante lectura. Bienvenida la mirada de este joven que se busca la vida, se mete en problemas y se convierte en héroe.

Lilian NeumanLa Vanguardia

Una nueva voz de la novela negra barcelonesa. Palomares parte de la mirada de su joven detective protagonista para retratar la Barcelona actual, marcada por la presión inmobiliaria y el turismo de masas. Mientras, sus vecinos, más allá del espejismo de las redes sociales, viven atrapados entre las obligaciones laborales y familiares.

Domingo VillarEscritor

En la novel·la, reflecteix el camí iniciàtic del jove que intenta fer-se un forat en la vida adulta, mentre se n'adona que els seus somnis no tenen res a veure amb la realitat. Com a teló de fons, es descobreix una Barcelona del segle XXI d'on en sobresurten problemes d'una capital després de la crisi amb problemes com que els contractes segueixen sent precaris, la bombolla del lloguer després de la de l'habitatge i la transformació dels barris pel turisme.

Cristina FontEuropa Press

Crónicas

Manuel Vázquez Montalbán Artículos
01/02/2020

MANUEL VÁZQUEZ MONTALBÁN: LA MEMÒRIA INSUBORNABLE

Vaig començar a llegir les novel·les de Manuel Vázquez Montalbán quan era adolescent i això, sense cap mena dubte, em va marcar. I malgrat que la meva escriptura no s'assembla…
Opinión
22/08/2019

Un virus del siglo XXI

París, un fin de semana cualquiera. En una pequeña calle del barrio de los Quinze-Vingts, en la orilla derecha del Sena, una mujer yace estirada sobre los adoquines boca arriba.…
No cerramos en agosto Novela
06/07/2019

Un mes de ‘No cerramos en agosto’

Un poco más de un mes después de la presentación de ‘No cerramos en agosto’ llega el momento de los agradecimientos. Porque hay muchos. A los que vinisteis a la…